Aquí te damos seis argumentos que te harán sacar a tus amigos de casa y ajustar OneFit es sus agendas, en un santiamén.

Irse de Buddy Workout es diversión garantizada

Entrenar con amigos es como jugar a todo tren cuando éramos niños. Sea el workout que sea, te acabará sacando más de una sonrisa, y en el mejor de los días, el entrenamiento se convertirá en una auténtica comedia.             

Vamos, ¡Tú puedes! ¡Podemos!

Está demostrado que aquellos amigos que comienzan a entrenar juntos, tienden a seguir motivados y no abandonar a la primera o a la segunda de cambio. Así que, ¿A qué esperas?!

Mejores resultados

¿Sabías que eres capaz de intentar algo con más ganas cuando trabajas en equipo? Esto es probablemente porque tus niveles de compañerismo son geniales, pero también porque no te apetece ser el rezagado del grupo, ¿Verdad?… Seamos honestos, lo de que lo importante es participar, es para generaciones anteriores!

No stress

Tu workout en solitario ya está haciendo maravillas con tus niveles de estrés y salud mental. Suma a un par de amigos a la ecuación y duplica los beneficios de las endorfinas aún más.

Amigos que entrenan juntos, juntos se quedan

Al entrenar juntos, tus buddies y tú estáis sincronizados durante una hora más o menos. Dicen que el mimetismo tiene una eficacia casi infalible a la hora de crear lazos con otras personas. ¡No sólo se trata de compartir sudor y lágrimas (y risas)!

Podéis ganar escapadas y planes juntos

Sí, cómo lo lees. Puedes ganar un fin de semana con gastos cubiertos y eventos donde pasarlo genial con tus #onefitbuddies. ¿Cuándo? ¡Este verano! ¿Cómo y dónde? Descubre el plan completo aquí.

Así que, damas y caballeros: Mantened a vuestros amigos cerca y mantened a vuestros  #onefitbuddies aún más cerca.